La banca gana más con el cliente, pese a la guerra en depósitos


Las grandes entidades han logrado mejorar el margen de precios que retienen entre las rentabilidades pagadas a usuarios por su ahorro y los créditos concedidos.

Una de las frases más repetidas en las presentaciones de resultados de los últimos días es que, pese a la adversa coyuntura, la banca ha sabido “gestionar bien los precios”. Y así lo reflejan los números. El margen que obtienen de los clientes, es decir, la diferencia entre el precio que pagan por atraer sus ahorros a depósitos y el que aplican a los créditos sigue mejorando.Los bancos han sido capaces de aumentar o mantener el ratio de precios en el último trimestre pese a tenerlo todo en contra. Y es que un año después de estallar la crisis subprime, cuesta más que nunca levantar fondos en el mercado mayorista e, incluso, el interbancario sigue sin operar con normalidad.

 Que esta vía no admita nuevas operaciones salvo para aquella entidad financiera dispuesta a garantizarse la colocación abonando altas primas impide bajar el pistón en la guerra abierta por el dinero de los clientes. A falta de ahorro nuevo y con la fortísima competencia, captar depósitos exige aún  un extra en la remuneración.

Los depósitos caros

Según datos del Banco de España, el tipo medio ofrecido por bancos y cajas en depósitos con plazo hasta los doce meses se colocó en junio en el 4,84%, muy por encima del 3,70% que alcanzaba un año atrás antes de estallar la crisis subprime (porcentajes en TAE).

 La rentabilidad en imposiciones fijas entre un año y dos sube a su vez desde el 3,26, al 4,48%, y en los depósitos a plazos más amplios se limita a sólo el 3,19% -en cuentas a la vista se remunera al 0,75% de media-. Y es que al sector lo que le interesa es captar ahorros por un determinado plazo de tiempo: el que se espera que dure la fuerte corrección económica y financiera.

 No conviene pagar en exceso por fondos que pueden salir con libertad ni tampoco volcarse en atraer dinero a mucho más de dos años, en la confianza de que la crisis habrá aminado para entonces y los mercados vuelto a la normalidad. Al otro lado del margen de clientes se sitúan los tipos de interés aplicados al crédito. Y el margen mejora porque las entidades ya están actualizando la cartera de hipotecas con la subida de tipos aplicada por el Banco Central Europeo, aunque en mucha menor medida que en las remuneración al ahorro de los clientes.

Rivalidad en hipotecas

Entre junio de 2007 y junio de 2008, el tipo medio de las hipotecas avanza apenas 50 puntos básicos, desde el 5,20% al 5,71%.
 Una situación, sin embargo, que se compensa por la renovada apuesta del sector en financiación a empresas y consumo. El tipo promedio del crédito al consumo sube desde un 9,80 al 10,75% en el mismo plazo, y en empresas llega al 6,50% TAE para financiaciones inferiores al millón de euros (era un 5,69% en junio del pasado año) y al 5,49% si el montante supera dicha cifra (4,99% anterior).

 En situaciones de tipos de interés altos, como la actual, ya que el BCE prioriza el atajar la desbocada inflación, lo normal sería que se ampliase el margen de clientes.

Tipos altos, mayor margen

La dificultad está en poder hacerlo cuando hay que pagar una alta prima para captar depósitos porque fallan los mercados de capitales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: