ZP no cumple las promesas electorales


8jul08

Desde el ‘cheque’ de los 400 euros, pasando por la paga para parados, hasta la “tarifa social” de la luz. Las medidas ‘anticrisis’ se han ido vaciando de contenido.

Las dietas milagro no existen. O, al menos, eso es lo que suelen decir los médicos cada vez que un sujeto acude a la consulta desaforado en busca de una pócima que le permita deshacerse de los hidratos de carbono que nunca debió ingerir. Sin embargo, las medidas del gabinete de Rodríguez Zapatero para reactivar la economía le han ganado el pulso a la ciencia médica. El ambicioso plan extraordinario aprobado el pasado 14 de abril y el resto de promesas para “ayudar” a familias y empresas a sortear la crisis han perdido kilos de contenido en apenas unos meses. Estos son los cinco tijeretazos de las medidas estrella del Gobierno en lo que va de legislatura:• ‘Cheque’ de 400 euros. La opinión pública recibió con gran entusiasmo la deducción de 400 euros en el pago del IRPF, gestada con un presupuesto de 6.000 millones de euros. En el ideario nacional se fijó la idea de que todo el mundo recibiría 200 euros en junio y el resto en las otras seis nóminas (de 33,3 euros cada mes), aunque su pretensiosa voluptuosidad no ha durado mucho. De entrada, la medida perdió un par de kilos tras conocerse que los trabajadores autónomos –cerca de tres millones– no figuraban como beneficiarios del cheque, un lapsus que luego el Gobierno subsanó. Tampoco los alrededor de 610.000 ahorradores sin rentas salariales.

Más tarde, los cálculos de los técnicos revelaron que el 46,9% de los contribuyentes no recibiría ni un euro, mientras el 7,9% no agarraría el cheque completo. El motivo radica en cómo se ha regulado la ayuda: se trata de una reducción del pago que hace cada español por IRPF. De esta forma, sólo pueden acceder al botín completo las personas con una declaración de la renta cualificada; es decir, que les permita reducirse los 400 euros. Y más kilos fuera: también quedarían al margen los 6,3 millones de declaraciones exentas de tributar por IRPF. En conclusión, el universo de beneficiarios se redujo hasta los 8 millones de declarantes.

Un IRPF con ‘truco’. El siguiente varapalo para los contribuyentes vino de la mano de la Ley de IRPF, pues más de un millón de receptores de los 400 euros tendrán que devolver parte de lo recibido en 2009, ya que, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo con el cheque bebé (la paga de 2.500 euros por nacimiento o adopción de un hijo) la rebaja aprobada por Economía no funciona como un “impuesto negativo” y, por lo tanto, no garantiza un pago íntegro de la ayuda, al margen de que a una persona se le retenga más o menos. El efecto bisturí supone que los afectados tendrán que devolver parte de los cobrado con la Declaración de la Renta del próximo año.

Plan para desempleados. La dieta también se ha impuesto en el Ministerio que dirige Celestino Corbacho. La paga de 350 euros mensuales (hasta un máximo de tres) para los desempleados con especiales dificultades ha entrado pronto en cintura. Los potenciales beneficiarios eran en un principio alrededor de “medio millón” de personas con rentas inferiores al IPREM. El Ejecutivo entregó luego a los agentes sociales una versión light, en la que excluía de la cobertura a los desocupados que recibiesen ya algún otro tipo de prestación, incluida la de desempleo. En una versión reciente, el gabinete de Zapatero estima que la subvención “llegará a 3.000 desempleados y costará unos 5 millones de euros”, el 2% de recursos anunciados.

Renta de emancipación. En noviembre del año pasado, el Gobierno aprobó la renta básica de emancipación, una paga de 210 euros para jóvenes de entre 22 y 30 años con unos ingresos brutos anuales inferiores a 22.000 euros. Seis meses después –en mayo– el Ministerio de Vivienda reveló que sólo un 11,4% de los jóvenes cobra la ayuda para la emancipación, de entre los 129.850 jóvenes que presentaron solicitud. El Gobierno consideró esta cifra como “alta” y “positiva”, pese a que miles de jóvenes aún siguen esperando recibir en sus móviles un SMS que les confirme el cobro de la ayuda.

La tarifa eléctrica ‘social’. Aproximadamente 4,3 millones de clientes tienen contratadas potencias inferiores a los tres kilovatios y son los que, en teoría, se beneficiarán de la nueva “tarifa social” eléctrica (que supone un 10% de ahorro en el recibo) anunciada por Industria. Sin embargo, las asociaciones de consumidores señalan que hay que descontar las segundas residencias y las comunidades de propietarios. Es decir, al menos, 1,9 millones de clientes. En suma, resume el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona, el 82% de los hogares españoles quedarán privados del ahorro. “De hecho, cualquier hogar que tenga vitrocerámica ya necesita una potencia de 6,6 Kw”, señalan. Tener iluminación en la vivienda, una lavadora y una sola televisión ya supone un exceso.

Una trompeta con sordina:
· Una de las medidas que más expectativa ha generado entre los españoles es el famoso cheque de 400 euros. Pese a que fue anunciado a bombo y platillo, el 46,9% de los contribuyentes no recibirá ni un solo euro.

· Paradójicamente, tampoco probarán el manjar de las subvenciones previstas por la desaceleración los desempleados que cobren el paro. 

· El paquete de ayudas del Gobierno anticrisis ha rebajado también los efectos de la tarifa “social” eléctrica y las prometidas ayudas para la emancipación de los jóvenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: