Euro 6000 ofrece a las tiendas ver en la red el gasto del cliente


Euro 6000, la plataforma de pago electrónico de las cajas, quiere convertir el datáfono en un instrumento que los comercios puedan utilizar para potenciar su negocio. Las tiendas accederán a los datos sobre sus ventas y podrán conocer quiénes son sus mejores clientes. El programa piloto más avanzado lo está llevando a cabo Ibercaja.

De la necesidad, virtud. La plataforma de pagos bancarios Euro 6000 trata de transformar el terminal punto de venta (TPV) de un mero utensilio para el cobro de compras con tarjeta en una herramienta para la gestión de clientes.

‘En el futuro, los TPV estarán mucho más expuestos a la competencia. La guerra de precios que vive este servicio se recrudecerá con la aparición de nuevos actores, distintos de los bancos y las cajas’. Así se pronunciaba ayer Agustín Márquez, consejero delegado de Euro 6000. Para dar la vuelta a la tortilla, el procesador ha puesto en marcha la iniciativa In-Venta. ‘Los TPV son un servicio commodity. Apenas se diferencian unos de otros. Pensamos que existe la oportunidad de aportarles valor a través del mundo de la interactividad y la cultura de la gestión’, reflexionaba el ejecutivo.

‘In-Venta es una prestación para que el comerciante conozca todos los datos sobre su facturación con tarjetas a través de Internet. Sin necesidad de un programa de ordenador especial’, explicaba Márquez durante la IV Convención de Euro 6000 celebrada en Zaragoza. Esta información permitirá a las tiendas lanzar promociones personalizadas para sus mejores clientes o reforzar sus ventas en las épocas del año de menor actividad. El procesador tiene en marcha varios proyectos pilotos independientes, pero el más avanzado de todos lo está llevando a cabo con Ibercaja desde hace cinco meses. La entidad aragonesa ya ha comenzado la ronda de contactos con comercios y asociaciones de toda España para llevar la aplicación a pie de calle.

‘Este servicio nos permitirá fidelizar a los clientes comercios así como ganar nuevos usuarios. Esperamos que el piloto esté a pleno rendimiento en tres meses’, explica José Ignacio Oto, jefe de estrategia de clientes de Ibercaja.

Al cierre del pasado año, Euro 6000 tenía 296.605 comercios adheridos y gestionó 407 millones de operaciones por un volumen de 18.660 millones de euros.

Tiendas habituadas al dinero de plástico

 

 

El consejero delegado de Euro 6000 deja claro que In-Venta no es, en principio, un servicio de aplicación universal. Por el contrario, se trata de una iniciativa destinada a un tipo específico de tiendas.

‘Va dirigido a comercios donde una parte importante de las ventas se pague con tarjeta y exista un patrón de repetición por parte de los clientes. Que sean lugares donde se acuda con cierta asiduidad’, indica Agustín Márquez.

Dentro de esta descripción aparecen farmacias, tiendas de ropa, talleres, agencias de viaje… El servicio está pensado para establecimientos pequeños y medianos, con un volumen de facturación suficientemente relevante para que necesiten herramientas de gestión. Con todo, se dirige por ahora ‘a tiendas aisladas, más que a cadenas’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: