El consejero delegado de Citi revisara el tamaño del grupo y reducirá la plantilla


citibank.jpg

El primer banco de EEUU por activos ha elegido como primer ejecutivo a Pandit, que sólo lleva ocho meses en la entidad financiera y que es criticado por su falta de experiencia en banca minorista.

Por fin lo ha conseguido Vikram Pandit, nombrado el martes consejero delegado de Citi, ha logrado imponerse en la carrera por el máximo puesto ejecutivo de una gran entidad financiera de Estados Unidos. Ahora empieza su etapa más difícil y Pandit ya ha anunciado que revisará el tamaño del grupo, uno de los más afectados por la crisis de las hipotecas subprime, y que mantendrá los planes para recortar la plantilla del primer banco de EEUU por activos y el segundo por capitalización.

El directivo, nacido hace cincuenta años en Nagpur (India), ya intentó sin éxito llegar a la cúpula de Morgan Stanley, banco donde trabajó durante más de veinte años y que abandonó después de que en 2005 Philip Purcell, su consejero delegado, promocionara como número dos a Zoe Cruz -recientemente despedida- en detrimento de Pandit, que era visto por muchos como el sucesor natural de Purcell. El ejecutivo indio llegó a ser el máximo responsable de banca de inversión, renta fija y mercados de capitales de Morgan Stanley.

Tras dejar la firma, creó Old Lane, gestora de hedge fund, junto a otros dos ex directivos de Morgan (John Havens y Guru Ramakrishnan). Old Lane fue adquirida por Citi el pasado abril por 8oo millones de dólares, operación que permitió a Pandit acabar asumiendo el cargo de consejero delegado del área de clientes institucionales de Citi, que agrupa banca de inversión y productos alternativos.

Pandit ha llegado al puesto de consejero delegado imponiéndose a otros candidatos, gracias al apoyo de Robert Rubin, ex secretario del Tesoro con Bill Clinton y consejero de Citi que asumió la presidencia del banco de forma interina después de que el pasado 4 de noviembre Chuck Prince presentara su dimisión como presidente y consejero delegado por la crisis de las subprime. Rubin, que el martes cedió el puesto a Win Bischoff, fue el que más presionó al comité de búsqueda para elegir a Pandit, que después de estar sólo ocho meses en el banco asume la máxima responsabilidad ejecutiva.

Los detractores de Pandit afirman que desconoce el banco y que en tan poco tiempo no ha demostrado que esté capacitado para ser el primer ejecutivo. Además desde dentro de Citi le achacan que no tiene ninguna experiencia en banca minorista ni en gestionar un grupo tan grande.

Charles Geisst, profesor de Manhattan College y autor del libro Cien Años de Wall Street, coincide con esta teoría y afirma que “es sorprende que Citi no ofreciera el puesto a un ejecutivo senior con una experiencia demostrada en la organización de una institución grande y compleja. Este puesto debería ser para una persona con una larga trayectoria en banca y que sepa ver que el gran activo de Citi es su negocio minorista, no la banca de inversión o los derivados”.

Pandit, cuyo nombramiento se produjo segundos antes de que la Fed rebajara los tipos de interes, tendrá que convencer a los más críticos y demostrar que puede gestionar Citi y que está preparado para hacer frente a la presión de una parte de los inversores. Éstos piden un desmembramiento del banco, solicitud que enfrentaría a Pandit con Sandy Weill, fundador de Citi, que mantiene un cargo honorífico y que fue el responsable de la concepción del banco como supermercado financiero. Weill se opone al desmembramiento y su figura tiene el apoyo del príncipe saudí Al-Waleed bin Talal, accionista de Citi.

El nuevo consejero delegado será el encargado de ejecutar el plan de reducción de costes de la compañía, con recortes de plantilla. Inicialmente estaba previsto que salieran del banco 17.000 empleados, pero la cifra podría ampliarse hasta 45.000.

El mercado pide dividendo

Pandit y Citi están sometidos al escrutinio de los inversores y de los analistas que dudan de que el banco reparta dividendos este año. Su ejecutivo ya ha reiterado que será así, pero sus palabras no terminan de convencer al mercado. Ayer, dos horas antes del cierre del mercado la acción de Citi se negociaba a 31,63 dólares, un 4,82 por ciento menos que en la sesión anterior. En lo que va de año la cotización del banco ha caído un 43 por ciento. Citi vale en bolsa 156.905 millones de dólares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: